FotografiaTecnologíaTipsUncategorized

FOTOGRAFÍA CON DRONES: GUÍA PARA MEJORAR TUS FOTOS

Cualquier fotógrafo que se precie se ha jugado el físico encaramándose o escalando todo tipo de estructuras con tal de conseguir una buena toma. Conseguir una perspectiva distinta de la que disponemos con los pies en la tierra es algo que anhelamos incluso en sueños.

No es de extrañar por tanto el auge de los drones multirotor. Su primera aplicación masiva ha sido en el campo audiovisual ya que poder hacer volar una cámara nos abre un mundo nuevo en cuanto a posibilidades creativas y composición de tomas.

Hasta hace muy poco era preciso montar un drone e instalarle una cámara. Esto requería de ciertos conocimientos de radiocontrol, electricidad, soldadura, etc. 

Cómo conseguir mejores fotos con un drone

Parece una obviedad, pero un piloto no es un fotógrafo. Volar y tomar imágenes no garantiza buenos resultados a menos que nos apliquemos. Para tomar imágenes y vídeos de poco servirá ser el mejor piloto acrobático o de carreras. Hay que priorizar la seguridad asi como un pilotaje suave y fluido, especialmente en la grabación de secuencias de vídeo.

Tener ojo fotográfico es vital. Además de pilotar deberemos ser capaces de componer y encuadrar en tiempo real mientras se vuela, controlar el consumo de la batería, y gestionar cualquier incidencia. Todo esto requiere de mucha planificación.

En exteriores la posición del sol suele ser nuestro peor enemigo/aliado, en el caso de las tomas aéreas va a tener mayor relevancia. Es imprescindible tener en cuenta la posición y altura del sol para evitar sobreexposiciones, al igual que evitar la sombra que proyecta nuestro equipo. 

  • Planifica. Un par de días antes de salir a volar verifica el parte del tiempo y ten en cuenta que con lluvia poco podremos hacer. Además de que los drones no suelen estar sellados, las gotas se dispersan en todas direcciones gracias al movimiento de las hélices y suelen terminar en el objetivo.

  • Nubosidad: la bruma y la niebla limitaran el campo visual, dan una luz muy dispersa y sin sombras que reduce el volumen de la escena. Las nubes medias y altas pueden ser nuestro mejor aliado para evitar sobreexposiciones y evitar tener un cielo “plano”.

  • Visualiza previamente en tu mente el objetivo de la foto. Si tienes claro lo que quieres conseguir, no necesitarás realizar un vuelo muy largo. Por mucho que agotemos las baterías, no conseguiremos buenas fotografías por casualidad.

  • primera hora de la mañana y al atardecer dispondremos de una buena luz y cierta calma en zonas litorales. No obstante, las cámaras más simples no suelen comportarse bien en las zonas de sombras y muestran bastante ruido y poco detalle en las luces bajas. No podremos extremar el horario.

  • El histograma es tu mejor aliado en vuelo. De un vistazo puedes percibir si debes modificar los ajustes de exposición antes de disparar.

  • Siempre es preferible disparar fotografías con el drone en vuelo estacionario y evitar así posibles movimientos indeseados a la hora de captar la imagen.

  • Dispara siempre en RAW (.dng), y haz 3 exposiciones en bracketing. En una sola toma normalmente el suelo saldrá subexpuesto, o el cielo sobreexpuesto.

 

  • Antes de despegar verifica siempre el estado del cristal del objetivo y límpialo. En el transcurso de una jornada, tanto al aterrizar/despegar como en vuelo, es normal que se vaya adhiriendo polvo, fragmentos de vegetación, insectos, etc.

  • Para realizar fotografías no uses filtros ND. Solo tienen utilidad en la grabación de vídeo para reducir la velocidad de obturación automática.

  • No cojas mucha altura. De 50 a 120 metros de altura respecto al suelo perderemos el efecto proximidad que nos da el drone y las fotos se asemejaran demasiado a las que ya podían tomarse desde un helicóptero o avión.

  • La mayoría de cámaras para drones montan objetivos de tipo gran angular: se expande la profundidad entre planos. Lo que está lejos, parece aún más lejos al fotografiarlo.

  • Las fotos más espectaculares se consiguen solapando distintos planos de profundidad que den volumen y profundidad a la escena.

  • La copa de un árbol en primer plano, o cualquier otro objeto en altura ayudará a transmitir la sensación de altura.

  • Aunque estés volando, trata de aplicar las normas de composición clásicas de fotografía. Situar el objeto protagonista en los puntos de intersección de los tercios es básico.

  • Olvídate del cielo. Es el recurso fácil de la fotografía aérea. Aprovecha las posibilidades del drone y sitúa la cámara en cenital o a menos de 45º respecto al suelo. Conseguirás perspectivas realmente innovadoras.

  • Arriesgar siempre sale caro, especialmente cuando llevamos una cámara voladora. En la mayoría de ocasiones la mejor toma no implica que deba ser la más arriesgada. Siempre debemos minimizar los riesgos para el equipo y volar seguros.

créditos: https://www.xataka.com/fotografia-y-video/fotografia-con-drones-guia-para-mejorar-tus-fotos-y-elegir-el-equipo-adecuado

 

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close